Cómo hacer una fábula, lo que no sabías sobre su creación.

Para saber Cómo hacer una fábula debemos tener en cuenta cuales son las características que la definen, como se debe estructurar, que elementos debe llevar, entre otras cosas, por ello aquí te mostramos paso a paso todo lo que necesitas saber para poder realizar una fábula.

¿Qué es una fábula y sus características?

Antes de poder escribir una fábula y entender cómo hacerla, es indispensable que conozcamos lo que ella es, sus características principales y partes, en este sentido podemos decir que una fábula consiste en una narrativa en forma de composición puede ser como prosa o como verso. En las fabulas los personajes principales siempre tienden a ser cosas o animales que poseen características humanas.

Las fabulas buscan tras emitir a una redacción amena y universal, es decir que pueda ser entendida en cualquier parte del mundo, además ellas siempre al final dejan algún aprendizaje, moraleja o enseñanza, estas son útiles y contienen valores morales.

Las fabulas se caracterizan por ciertos aspectos, entre ellos: su estructura, los elementos de la narración, los personajes y el tema o los temas a tratar. Los elementos de narración se refieren a que las fabulas poseen un relato que narra en tercera persona y en orden cronológico, dando información detallada sobre los acontecimientos que suceden con los personajes principales dando información de tiempo y lugar indeterminados.

En cuanto a la estructura, las fabulas tienden a ser escritas en verso o también en prosa, además esta se caracterizan por ser unas historias cortas y entretenidas; su estructura comienza con una presentación inicial donde es común que se plantee de algún problema por dilema moral y luego está finaliza dejando al lector con una moraleja o enseñanza útil.

Algunas veces en la fabulas la enseñanza puede estar al principio de esta, sin embargo esto no es muy común y además en los casos que se realiza no es tan explícita la moraleja, ya que si no se sabe cuál es la situación cual problema que se enfrenta es difícil que la moraleja podrá surtir efecto. (Ver artículo: El Cuento del Gato con Botas)

Por otro lado, los personajes se caracterizan en la fabulas por ser cosas, objetos o animales que se les dan características y sentimientos humanos, representando muchas veces sentimientos de avaricia, envidia, ego, entre otros. Estos personajes siempre se encuentran en algún problema o situación que deben resolver y se les daba atributos como la fuerza, la humildad, la nobleza, la astucia, entre otros.

Como hacer una fábula

En cuanto a los temas las fabulas tratan principalmente sobre vicios de las personas, entre ellos las mentiras, la arrogancia, los celos, entre otros; mostrando a través de su relato una intención de crítica sobre algunos comportamientos que se van mostrando en el trascurso de la historia. Esta narración sobre dichos vicios se presenta de manera muchas veces irónica.

La manera clásica de estructurar las fabulas se trata de dos posiciones, donde los personajes se encuentran en disputa sobre su posición, una pueden ser desfavorable y otra positiva.

Las fabula se pueden definir como un enigma que siempre va ir de la mano de una solución, esto en es imprescindible que se encuentre en una fábula ya que son éstas las características que la identifican como lo que es, y si no se saben realizar pueden confundirse con otro tipo de narración o relatos similares.

¿Cómo inventar una fábula?

Aquí te vamos a enseñar Como hacer una fábula, para esto es muy importante que sepamos que está se trata de un relato muy corta y conciso, que van con cada uno de sus componentes informará al lector lo que se quiere transmitir, tomando en cuenta los personajes que se van utilizara, los escenarios donde se desarrollarán los hechos y las acciones que cada personaje realizara a lo largo del historia, teniendo en cuenta que siempre deben tener un aprendizaje o moraleja.

Cada persona tiene su manera particular de narrar, sin embargo es importante que se tomen en cuenta las características de la fabulas, ya que sí quieres escribir una debes saber cuáles son sus principales características y estructuras ya que si no es así no estarías respetando los elementos literarios que ella contiene. (Ver artículo: Cuento de la Ratita Presumida)

Bien, para comenzar a inventar o escribir una fábula, lo primero que debes hacer es elegir cuál va a ser la moraleja o enseñanza que tú fabula va a transmitir, este paso es sumamente importante ya que va a ser la raíz de tú narración. También a tener en cuenta que para elegir la moraleja estar siempre debe estar relacionada con algún problema cultural o social con el que la mayoría de las personas se identifiquen.

Para ayudarte puede empezar por escribir algunas frases que te vengan a la mente o te gusten, que quieras transmitir, y que ellas reflejen la enseñanza de la te vas a relatar. También es tomar en cuenta que en esa frase o moraleja que elijas que vas a colocarla en forma de prosa verso, por ejemplo: aunque se vista de seda la mona, mona se queda.

Luego de que ella hayas decidido cuál va a ser la moraleja o enseñanza que vas a utiliza en tu relato, el segundo paso es decir cuál va a ser el problema del cual vas hablar, este obligatoriamente siempre te va llevar a una acción que será la primera lección que vas a transmitir. Recuerda que es muy efectivo que relates sobre un problema que se era común en muchas personas, ya que así se sentirán identificadas y tú público será mucho más amplio.

Como ejemplo podemos poner la fábula titulada “la tortura y la liebre”, pero en esta al comenzar a leerla podemos saber cuál es el problema principal de la historia, al decir que dos personajes del relato van a hacer una carrera y además qué tipo a personajes son ellos.

Como tercer paso debes elegir como vas a repartir los personajes en la historia, es decir, elige qué personajes participarán, animales, objetos o ambos y defínelos, cuáles van a ser sus características, sus personalidades y aspectos más resaltantes. Te aconsejamos siempre buscarán personajes sencillos, sin muchos complejos, ya que la fábula debe ser sencilla, corta concisa.

También eligen personajes que puedan relacionarse directamente con la moraleja que baja transmitir, ya que así será mucho más fácil expresarla; te ponemos el mismo ejemplo anterior, en la fábula de “la tortuga y la liebre” directamente a leer el título se asocia que la tortuga es lenta a liebre es rápida, mostrando que estos personajes ya tienen características definidas que ayudan a representarla moraleja que se quiere.

Ahora, luego de que ya tienes elegidos los personajes que vas a utilizar en tu fabula debes que decidir cuáles van a ser las características o cualidades de cada personaje, por ejemplo: una tortuga se asocia, como ya dijimos antes con la lentitud idea esto a su vez se asocia a la paciencia y la perseverancia; por otro lado la rapidez que mencionamos de la liebre, se asocia con mucha confianza, ego y brusquedad.

Esta parte no se te va complicar mucho, ya que los animales tienden a estar previamente asociados a ciertas cualidades, por ejemplo: los leones están asociados al poder, la fuerza y el orgullo; los zorros están asociados con habilidad y astucia; entre otros. Es importante que los personajes reflejen características y cualidades opuestas, ya que ello impulsará el desarrollo de las acciones y por ende el desenlace, con su enseñanza final.

El siguiente paso es elegir los o el escenario, debes definir cuáles van a ser los lugares donde se desarrollarán los sucesos, te recomendamos escoger un lugar fácil de reconocer por la mayoría de las personas. También hay que tomar en cuenta que el escenario debe complementarse y asociarse a los personajes que elegimos y las acciones que pensamos que van a realizar.

El escenario debe ser sencillo de comprender, así no tendrás que explicar los detalles de él. Para que se pueda comprender mejor seguirán utilizando el mismo ejemplo anterior donde la tortura y la liebre correrán en un camino a través del bosque, esto define sencilla y claramente el lugar donde se desarrollarán los hechos, asociándose tanto a los personaje elegidos como al acción, es decir la carrera.

Ahora deben decidir cuál será la solución del problema planteado, esta debe ser satisfactoria, relacionada con todos los componentes del relato, incluyendo los personajes, sus relaciones y los escenarios involucrados. Esta solución deben acompañar y asegurar la moraleja final de la historia, siguiendo con el mismo ejemplo: la tortuga por calmada y perseverante gana la carrera, mientras que la liebre por su prisa y confianza la pierde.

En este paso debes rellenar las partes ya definidas, dándoles relación, describe la trama en acción, con suficiente detalle sobre el problema que requiere solución, siempre mantener el rumbo de la historia, todo debe estar completamente relacionado: el problema, la enseñanza y el final con la solución del problema.

Modifica los aspectos importantes para que la fábula sea directa, muy clara y concisa. También deben se desarrollaron los diálogos, estos deben transmitir claramente cuál es la perspectiva y las características de cada personaje, que importante que realice sin los diálogos necesarios para conocer las relaciones entre los personajes, cuál es su naturaleza y el problema al cual se están enfrentando.

Luego de todo esto debes presentar la solución, los detalles del conflicto y la solución del problema, todos los aspectos del conflicto deben solucionarse sin olvidar nada. Finalmente luego de que esté ya resuelto el conflicto colocara la enseñanza o moraleja de la misma, ésta deberá ir muy precisa y tan sólo un oración, expresa lo que se debe aprender de la historia. Ahora que tu fabula está terminada de mes elegir un título que tenga relación a la historia y sea atractivo para las personas.

Recuerda siempre dar una última revisión a tu texto, leyendo lo detenidamente, verificando las palabras, que todo suene bien y lo más importante que sea claro y conciso lo que se quiere transmitir, verifica que los personajes, problema, escenario y la moraleja estén establecidas y sean fáciles de comprender.

Ahora ya sabes Cómo hacer una fábula, así que manos a la obra., recuerda editar el estilo, colores y efectos que desees colocarle antes de compartirla.

¿Cómo hacer una fábula con moraleja?

Toda fabula debe tener una moraleja, ya que esto va implícito en las características de la fabulas, una fábula sin moraleja no es una fábula, es más ésta es la parte más importante y fundamental del relato que vas a escribir, por ello es el primer paso. (Ver artículo: Cuento Corto de Pulgarcito)

Para poder desarrollar una fábula es indispensable que primero sepamos cuál es la moraleja que vamos a dejar de ella, ya que de allí parten todos los demás aspectos de la fábula, sabiendo la moraleja podrás elegir personajes que se relacionen con ella, también podrás seleccionar los escenarios que se van a presentar y a través de ello las acciones que cada personaje va a ejecutar.

Además la moraleja es la que va a definir la problemática que se va a presentar y en función de ella cuál va a ser la solución final que desencadenará en la enseñanza que en previamente tienes planificada.

Una fábula se pueden dividir fácilmente en cuatro partes principales, estas son: el inicio, donde se describen los personajes y los escenarios; el nudo que es donde se presenta una problemática; el desenlace donde se desarrolla la solución o final y por último la moraleja, donde que era claramente lastimada la enseñanza.

¿Cómo hacer fabulas a partir de un refrán?

Seguro que te estás preguntando si es posible escribir una fábula partiendo de un refrán, bueno no solo que es posible, también es muy fácil, ya que los refranes tienden a hablar sobre una situación que puede ser muy común para la mayoría y además algunos tienen una enseñanza intrínseca, sólo debemos saber reconocerla.

A pesar de que hemos dicho que se pueden realizar fabulas a partir de refranes, es importante que separamos lo que quiere transmitir el refrán que queremos utilizar, ya que algunos transmiten mensajes irónicos que no siempre dan directamente una enseñanza positiva, pero sí podemos utilizarlos como ideas para obtener nuestra moraleja.

Por ejemplo el refrán que dice “a caballo regalado no se le mira el colmillo” a pesar de que este refrán suene abrupto, lo que intenta transmitir él es que debemos apreciar las cosas que no regalan por pequeñas que sean, es decir que de este refrán que tal vez pensábamos que era un simple dicho o un simple decir, podemos obtener una gran moraleja para comenzar nuestra fabula.

Otro refrán que podemos mencionar es el que dice “árbol que nace torcido jamás su tronco endereza” podemos ver claramente que este refrán que muy poco motivador para una buena moraleja, ya que expresa que donde hayas nacido o lo que haya sido en ese momento no lo podrás cambiar jamás, así sea malo, sin embargo podemos utilizarlo al contrario de lo que él quiere expresar, es decir podríamos hablar de que a pesar del lugar o la situación en la que hayamos nacido eso no significa que no podamos aprender a ser mejores.

Otro ejemplo es un refrán que dice “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista” podríamos de este sacar una moraleja diciendo que a pesar de que la situación o el problema que estemos pasando parezca muy complicado y que nunca acabará debemos saber que nada dura para siempre y que en algún momento podemos encontrar la solución y si no está en nuestras manos de igual manera algún día está llegara.

Y así podríamos seguir haciendo con cada uno de los refranes que existen, intenta conseguirle la moraleja al refrán, tal vez hayan algunos que los puedas utilizar directamente como moraleja, sin embargo normalmente los refranes tienen un sentido irónico y de insinuación que no da directamente una enseñanza, pero lo hacen de una manera sarcástica.

Entonces, definitivamente puede encontrar un refrán y de él obtener una moraleja, a su vez a partir de esta moraleja ya podrás comenzar a realizar tú fábula con los pasos y estructura que te mostramos anteriormente, recuerda que la moraleja en los más importante de tu historia así que con ella debes comenzar y además asegúrate de que sea sencilla y clara para que cualquier persona puede entenderla y sentirse identificado.

¿Cómo hacer el análisis de una fábula?

Para realizar el análisis de una fábula debemos seguir ciertos pasos, primero analizar el argumento, es decir de qué trataba fábula y cuál es el problema con el conflicto que plantea; posteriormente realizamos un análisis de los personajes, cuáles son sus características, que tipo personajes son (animales, objetos, plantas, naturaleza, entre otros) y cuáles son sus personalidades, aspectos o cualidades resaltantes.

Luego de haber analizado el argumento y a los personajes, nos dirigimos a evaluar los espacios y ambientes, éstos se refiere a los lugares donde se desarrolla la fábula y a los ambientes de la misma, es decir como es el lugar físicamente, socialmente y psicológicamente.

Hasta este punto ya tenemos un análisis bastante completo sobre la fábula en cuestión, para terminarla realizamos en análisis de la solución a la problemática planteada y la moraleja de la misma. En decir que en resumen los pasos para analizar una fábula serían: análisis del argumento, análisis de los personajes, análisis de los espacios y ambientes, y por último análisis de la solución y la moraleja de la historia.

Con estos pasos fácilmente podemos analizar varias fábulas e inclusive a un autor, evaluando sus obras, pudiendo finalmente dar una conclusión sobre el género y la narrativa literaria a la cual se refiere.

(Visited 12.852 times, 41 visits today)
Categorías Fábulas

Deja un comentario